Cómo superar los síntomas graves del síndrome del túnel carpiano. El caso de éxito de la escritora Raquel Plaza.

Hoy quiero hablarte de Raquel Plaza. Quizás te suene por ser escritora de novela romántica. De su pluma han salido las obras “Hoy hay eclipse, amor”, “Cartas a la luna”  y “Soñar con volar”, entre otras. 

Pero hoy me quiero centrar en otro aspecto no tan conocido de ella. 

Raquel sufrió durante años un síndrome del túnel carpiano que le producía graves síntomas y dolores.

No solo le causaba problemas a la hora de ejercer su profesión y pasar largas jornadas frente al teclado, sino que los síntomas llegaron a hacer mella en su descanso nocturno y calidad de vida. 

Puede que te encuentres en una situación similar a la suya y que un síndrome del túnel carpiano te esté obligando a pasar malas noches y a restringir los movimientos que haces con tu mano. Por eso Raquel ha decidido compartir su testimonio en este artículo.

“Soy escritora y he estado viviendo una pesadilla durante diez años.”

La historia de Raquel comienza mucho antes de que nuestros caminos se cruzaran. Diez años antes, para ser exactos: 

“Soy escritora y he estado viviendo una pesadilla durante diez años.

Las manos se me dormían, sentía hormigueos constantes, los dolores nocturnos me impedían conciliar el sueño y había momentos en los que perdía la sensibilidad de las manos.

Era una situación desesperante que cada vez iba a peor, ya que me impedía desarrollar con normalidad mis tareas cotidianas y mi trabajo.”

Raquel presentaba el cuadro habitual de síntomas graves de síndrome del túnel carpiano. 

La evolución de los síntomas del túnel carpiano es muy característica. Al principio impide el descanso por las noches, haciendo que te despiertes con las manos dormidas, acorchadas.  A medida que progresa, las manos también se duermen durante el día al realizar ciertas actividades, en especial si son repetitivas. Y esto acaba limitando tu capacidad de movimientos. 

Además, la opresión del nervio mediano produce un dolor que irradia hacia el brazo y debilidad en la mano, lo que suele provocar frecuentes caídas de objetos y pérdida de fuerza. 

“Cuando me detectaron el síndrome del túnel carpiano, no quise operarme.”

Raquel era consciente de que la solución a sus síntomas graves pasaba por hacer una operación del túnel carpiano. Había ido pasando el tiempo y poco a poco sus síntomas habían empeorado. Pero la idea de operarse le producía miedo por los tiempos de recuperación: 

“Cuando me detectaron el síndrome del túnel carpiano, no quise operarme. Aunque me hablaban de anestesia local y cirugía ambulatoria, la recuperación era mínimo de un mes. Con una incisión con puntos en la palma de la mano y paciencia por mi parte, ya que tardaría en recuperar la fuerza.” 

Es frecuente sentir rechazo ante la idea de someterse a una operación de túnel del carpo, especialmente si has sido víctima del  bulo que afirma que operarse del síndrome del túnel carpiano no funciona. 

Como muchas otras personas con sus síntomas, Raquel optó por agotar la vía de tratamientos conservadores: ejercicios, medicación, ortesis nocturnas… todo ello sin notar mejoría:

“Empecé a probar de todo con tal de no pasar por la operación: muñequeras, férulas para dormir, masajes… pero nada funcionaba y el dolor y sus secuelas, iban a más.” 

“Así que volví al traumatólogo y el doctor Vivanco me habló de la nueva técnica que usaba para operar.”

Cuando Raquel se decidió a acudir a mi consulta, le hablé de un tipo de intervención alternativo a la cirugía abierta, donde para acceder al túnel del carpo hay que realizar una incisión en la palma de la mano. 

En lugar de eso, le propuse realizar una cirugía ultra-mínimamente invasiva. Una cirugía que consiste en realizar una punción de 1 milímetro (aproximadamente el grosor del cable de unos auriculares) para introducir el bisturí y, guiándome por un ecógrafo, explorar y seccionar el ligamento transverso de la muñeca para liberar espacio y eliminar la compresión del nervio mediano que provocaba los síntomas.

Al no realizar incisiones, la recuperación es más rápida que con la cirugía tradicional. 

Este hecho fue lo que hizo que Raquel tomara la decisión de ponerse en mis manos.

“Si era tan buena como decía, tenía que probarlo.”

Deja que sea la propia Raquel quien te cuente su experiencia en el quirófano para operarse del síndrome de túnel carpiano con la cirugía ecoguiada:

“Ingresé una hora antes de la operación y desde ese momento todo el equipo se volcó para que estuviera tranquila.

Me explicaron punto por punto cómo sería la operación; una pequeña incisión en la muñeca, el pinchazo de la anestesia y una breve conversación.

Salí con un pequeño apósito en la muñeca como el que te ponen cuando te hacen una analítica.

Todo fue tan rápido que cuando aparecí en la sala de espera donde me esperaba mi familiar, pensó que habían suspendido la operación.”

Y es que, si el cirujano cuenta con la adecuada experiencia, una cirugía ecoguiada puede realizarse en unos 5 minutos.

“La recuperación fue asombrosa”

Pero estoy seguro de que la parte de esta historia que más ganas tienes de leer es la relacionada con la recuperación de los síntomas graves del síndrome del túnel carpiano de Raquel. Este es su testimonio textual:

“La recuperación fue asombrosa, ya que por fuera no tenía que cicatrizar y, aunque no podía hacer movimientos bruscos, ni coger peso durante los primeros quince días, al tercer día ya podía conducir.

Iba moviendo la mano cada vez con más soltura, sin dolor, sin hormigueos, sin despertarme por la noche… Y todo desde el primer día de la operación.” 

Raquel no solo es un caso de éxito, sino que representa al tipo de paciente que más puede beneficiarse de este tipo de intervención. 

Personas que realizan movimientos manuales repetitivos en su trabajo y que no pueden permitirse un tiempo de recuperación prolongado porque están al frente de su propio negocio. 

Para Raquel, poder recuperar la calidad del sueño desde la primera noche y recobrar la movilidad completa en pocas semanas ha supuesto romper con un calvario de 10 años:

“Estoy agradecida y encantada con el trato recibido tanto en la consulta, como en la intervención y después en el posterior seguimiento, tanto por el doctor Vivanco, como por su equipo. ”

Cuando le pregunté si podía compartir su historia para inspirar a otras personas y a quién recomendaría la cirugía ecoguiada, no lo dudó ni un instante:

“Aconsejo este servicio a cualquier persona que esté sufriendo con los síntomas del túnel carpiano ya que con esta sencilla operación notará una enorme mejoría desde el primer día, no tendrá cicatriz y lo mejor, podrá volver a disfrutar de un vida normal.”

Desde aquí quiero agradecer la generosidad de Raquel Plaza al prestarse para ayudar con su testimonio a otras personas con síntomas graves del síndrome del túnel del carpo.

Si es tu caso o tienes un familiar con esta afección, he diseñado una guía que te ayudará a saber si la cirugía ecoguiada es adecuada para tu caso. Si quieres que evalúe tu caso, ponte en contacto conmigo para solicitar hoy mismo una cita en mi consulta.

Deja un comentario

Doctor Vivanco, ¿es para mí?

Averigua en 5 minutos si eres un candidato idóneo para una cirugía ecoguiada de túnel carpiano.

Descarga mi guía para saber si puedes beneficiarte de un alivio instantáneo y duradero.

Doctor Vivanco, ¿es para mí?

Averigua en 5 minutos si eres un candidato idóneo para una cirugía ecoguiada de túnel carpiano.

Date de alta y descarga mi guía para saber si puedes beneficiarte de un alivio instantáneo y duradero.

[activecampaign form=1]

En Túnel del Carpo todos tus datos serán tratados con la máxima confidencialidad. Tuneldelcarpo.es (Túnel del Carpo) te informa de que los datos de carácter personal que proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Teodoro Vivanco Jódar como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar la solicitud que realizas en este formulario de contacto. Legitimación: Consentimiento del interesado. Como usuario e interesado te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola Networks (proveedor de hosting de Túnel del Carpo) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Raiola. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@tuneldelcarpo.es así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi página web, así como consultar mi política de privacidad.